Centenario y Bicentenario

Morelos y la revolución de independencia de México (2)

Escrito por: 

Carlos Márquez
m0.jpgLa nación mexicana es producto de un largo desarrollo histórico y de una serie de luchas revolucionarias de liberación nacional (contra españoles, estadounidenses y franceses). En estas luchas las masas explotadas jugaron un papel de primer orden, aunque la dirección no iba encaminada a la abolición de la desigualdad social sino de la formación de un Estado Nacional y el desarrollo del capitalismo. La lucha de Morelos no triunfó, pero si sentó bases ideológicas y una tradición de lucha que retomarían las generaciones futuras. En la lucha de Hidalgo, Morelos y del resto de los insurgentes vemos embrionariamente el nacimiento de la nación mexicana, pero el proceso de  su formación no concluiría sino con la lucha de reforma, encabezada por Benito Juárez, a mediados del siglo XIX. El Estado mexicano tuvo importantes transformaciones producto de la lucha revolucionaria de 1910-1917.

Fecha: 

22 de diciembre de 2015

Teoría Marxista: 

105 años después: La revolución mexicana, una inspiración para las nuevas generaciones

Escrito por: 

Ubaldo Oropeza
11873663_1062761310403849_2832861722826392817_n.jpgHace ya 105 años, el 20 de noviembre de 1910, cientos, tal vez  miles de campesinos se levantaron en algunas regiones del país contra el odiado gobierno de Porfirio Díaz. El banderazo de salida a esta guerra civil que arrastro al país a 7 años de lucha de clases lo dio un terrateniente norteño, Francisco I Madero. Este hombre no pugnaba por terminar con la miseria de la gran masa campesina, tampoco quería resolverles la vida a los trabajadores, sus objetivos principales eran el luchar por puestos políticos dentro del aparato gubernamental. 

Fecha: 

20 de noviembre de 2015

Teoría Marxista: 

Experimentos socialistas en la Revolución Mexicana: Carrillo Puerto y Juan Escudero

Escrito por: 

David García Colín

carrillo.jpgEn este nuevo aniversario de la Revolución Mexicana queremos hacer nuestro propio homenaje. Sin duda el mejor homenaje será una nueva revolución –que parece estar llamando a la puerta- pero por el momento queremos contribuir con la recuperación de nuestra memoria histórica que tan necesaria es y será en los acontecimientos por venir. En la versión simplificada y de pastorela que el priísmo, durante décadas, difundió sobre la Revolución Mexicana –en los libros de texto y en las páginas de los intelectuales del régimen- no se mencionan ejemplos de radicalidad como los encabezados, durante los años 20s, por  gobiernos como los de Felipe Carrillo Puerto en Yucatán y Juan Escudero en Acapulco. La razón es simple: fueron los primeros intentos conscientes de instaurar el socialismo en nuestro continente, mostrando que la Revolución Mexicana pudo ser más de lo que fue. Dentro de la Revolución Mexicana hubieron otras revoluciones de inspiración socialista, que fracasaron porque quedaron como experimentos aislados pero que, estamos seguros, no fueron en vano.

Fecha: 

Noviembre de 2014

Teoría Marxista: 

Aprender del pasado mirando al futuro - Breve historia de las luchas del magisterio

Escrito por: 

Armando Rodríguez, Sección X SNTE

othon160.jpgSi convenimos que en nuestro país los albores del sindicalismo los encontramos en la Revolución Mexicana (la Casa del Obrero Mundial se fundó en 1912) tendríamos que reconocer que a más de cien años de la construcción de los primeros sindicatos, pese a los enormes esfuerzos y sacrificios de dirigentes destacados, organizaciones de clase y miles de activistas comprometidos con la lucha sindical revolucionaria, el capitalismo no ha permitido ningún avance significativo; ni en términos económicos, ni en términos de democracia sindical.  Según un estudio del Center for Economic and Policy Research (CEPR) desde 1994, cuando entró en vigor el Tratado de Libre Comercio, los salarios han subido tan sólo un 2.3%.1 La flexibilidad laboral se ha convertido en una pesadilla para millones de trabajadores que cada día miramos como los productos de la canasta básica rebasan nuestra posibilidad de compra. Una investigación del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la UNAM destaca que: "México tiene el nivel de salarios más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, con 12,528 dólares anuales, debajo de países como Estonia y Eslovaquia, los cuales alcanzan 21,744 y 22,377 dólares, respectivamente..."2 

Fecha: 

15 de mayo de 2014

Teoría Marxista: 

La lucha de clases en la Revolución de Independencia

Escrito por: 

David Rodrigo García Colín Carrillo

La Revolución de Independencia fue la eclosión de una serie de contradicciones sociales que, por un lado, fracturaron al bloque oligárquico que dominaba en La Nueva España –bloque encabezado por la aristocracia criolla y una minoría peninsular (gachupines)- y por el otro, abrieron las compuertas a una insurrección popular –protagonizada por las comunidades indígenas, proletarios rurales, mineros, artesanos, rancheros- acaudillados por una pequeña burguesía criolla ilustrada. Gracias a estas condiciones la insurrección popular –desde 1810 hasta 1815- no fue una simple jacquerie campesina aislada y las intrigas palaciegas no quedaron en episodios anecdóticos. Así la Revolución de Independencia en México, en su periodo de ascenso popular, fue una auténtica revolución social que la distingue de los procesos que simultáneamente protagonizaban solos los aristócratas en Buenos Aires, Quito y Santa Fe de Bogotá.  Esta lucha heroica debe ser recordada para sacar las lecciones pertinentes y remembrar a sus verdaderos héroes y protagonistas: el pueblo en armas y sus caudillos ilustrados. Es una historia que sólo puede ser cabalmente comprendida como una lucha de clases.

Fecha: 

Agosto del 2013

Teoría Marxista: 

La lucha de clases en la Revolución de Independencia

Escrito por: 

David Rodrigo García Colín Carrillo
La Revolución de Independencia fue la eclosión de una serie de contradicciones sociales que, por un lado, fracturaron al bloque oligárquico que dominaba en La Nueva España –bloque encabezado por la aristocracia criolla y una minoría peninsular (gachupines)- y por el otro, abrieron las compuertas a una insurrección popular –protagonizada por las comunidades indígenas, proletarios rurales, mineros, artesanos, rancheros- acaudillados por una pequeña burguesía criolla ilustrada. Gracias a estas condiciones la insurrección popular –desde 1810 hasta 1815- no fue una simple jacquerie campesina aislada y las intrigas palaciegas no quedaron en episodios anecdóticos. Así la Revolución de Independencia en México, en su periodo de ascenso popular, fue una auténtica revolución social que la distingue de los procesos que simultáneamente protagonizaban solos los aristócratas en Buenos Aires, Quito y Santa Fe de Bogotá.  Esta lucha heroica debe ser recordada para sacar las lecciones pertinentes y remembrar a sus verdaderos héroes y protagonistas: el pueblo en armas y sus caudillos ilustrados. Es una historia que sólo puede ser cabalmente comprendida como una lucha de clases.
 

Fecha: 

Julio de 2013

Teoría Marxista: 

Madero y la decena trágica

Escrito por: 

Rubén Rivera

Si bien el gobierno de Díaz había caído y Madero había ganado las elecciones de 1911, su régimen era extremadamente débil. Como buen terrateniente Madero no veía la necesidad de realizar una autentica reforma agraria, de tal modo que ello provocó una serie de levantamientos campesinos, que en realidad eran una continuación de los de 1910. Muchos oportunistas se aprovecharon de la situación para sacer ventajas, entre ellos Pascual Orozco, otros como Zapata se alzaron pensando sinceramente que Madero los había traicionado. La mayoría de estos levantamientos fueran del bando que fueran no lograban ser sofocados  generando gran incertidumbre entre la gran burguesía y sus amos imperialistas. Estos en su corta visión suponen que es suficiente con una mano dura para sofocar las luchas campesinas.

Teoría Marxista: 

Periódico: 

Julio Antonio Mella y la revolución mexicana. Aquí nadie pasa hambre

Escrito por: 

Cuauhtémoc Zapata (Julio Antonio Mella)

El 10 de enero de 1929, Julio Antonio Mella fue asesinado en la esquina de las calles Abram González y Morelos en la Ciudad de México. Este revolucionario internacionalista nacido en Cuba fue el fundador de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y del Partido Comunista Cubano (PCC), tuvo que salir exiliado a México en 1926 huyendo de la dictadura de Machado. Mella estaba claramente influenciado por la revolución rusa y sus principales dirigentes Lenin y Trotsky. En México, Julio Antonio fue un incansable luchador, organizando a estudiantes, campesinos y obreros, llegó a ser Secretario General interino del Partido Comunista Mexicano, lo que muestra sus dotes políticos, siendo muy joven. Con la degeneración burocrática en la URSS Mella tiene toda una serie de choques con los estalinistas, simpatizó con las ideas de la oposición de izquierda que conoció a través del comunista catalán Andreu Nin en 1927 en el IV congreso de la Internacional Sindical Roja en la URSS. Esto se puede demostrar leyendo artículos como ¿A dónde va el ARPA?

Fecha: 

México DF, 27 de agosto de 1927

Teoría Marxista: 

Páginas

Suscribirse a RSS - Centenario y Bicentenario